Llanes:

El Casino

Edificio El Casino, situado en la c/ Nemesio Sobrino, estando al lado del Ayuntamientu (en la carretera general).
Es del añu 1910 y estilo modernista y de forma ligeramente rectangular, tiene sótano alzado, planta baja, primer pisu, cuerpo torreado en los dos extremos y ático en el central.
La fachada principal, en la zona intermedia, tiene portada de acceso con escalinata previa.
Tiene tres huecos por pisu con arcadas, cuya flecha es igual a la altura del tramo, en la parte baja los vanos son adintelados y el central es practicable, estando cerrados con cristal y puerta de hierru; los huecos de los pisos altos, aparecen como tres balcones no salientes, de antepecho abalaustrado, sobre las arcadas se encuentra la cornisa con una balaustrada.
En los laterales, la fachada se adelanta un poco hacia la calle, estando en cada centro de la planta baja, una gran ventana con arcu de medio punto; encima de él está el voladizo del balcón del primer pisu, con antepecho abalaustrado de frente recto y extremos cóncavos, el vano es de arcu de medio punto.
Encima de todo esto, están dos volúmenes cuadrados a guisa de torres con esquina, abiertos por vanos adintelados y cubiertos con vistosas cúpulas y linternas.
En el tramo intermedio de la fachada y después de la cornisa con balaustrada, está el ático abuhardillado, con diseño apiñonado con balcón central.
Este edificio se construyó íntegro con capital indiano, en el solar del antiguo mercado de ganado de la villa.
En este casino, se reunían, los intelectuales, indianos y los prohombres de la villa, estando vetada la entrada a todos los demás.
Para ser socio, se tenía que estar avalado por dos socios en activo y había una votación, la cual se hacía con bolas y si salían tres bolas negras, se le negaba el acceso.
Hoy día, está cedido al Ayuntamientu (habiendo sido éste quien le hizo una rehabilitación integral en el año 1990), menos la planta baja que pertenece a los socios, por un periodo de 50 años y que después revertirá al Ayuntamiento.
La parte trasera del edificiu, da a una de las puertas que tenía la muralla, para el acceso a la villa.